10 de agosto de 2016

Retirando piedras del camino

En la vida, nos descubrimos a nosotros mismos por medio de la autoobservación, o por medio del tropiezo. Y no es que la vida se ponga en nuestra contra, somos nosotros los que estamos decidiendo vivir así. Nuestras mentiras no tienen futuro, o nos aventuramos a desmontarlas o entraremos a vivir su imposibilidad. Desmontar las mentiras antes de ponerlas a prueba nos permite vivir más livianos y con mayor fluidez, ya que estamos retirando los obstáculos antes de encontrarnos con ellos. Si nos empeñamos en defender nuestras mentiras, antes o después se convertirán en esas piedras con las que tendremos que tropezarnos para entender. Ahí reside el poder de vivir sin sufrimiento. Por un camino o por otro vamos al mismo lugar. Ni siquiera se trata de otro camino, sino de una nueva forma de caminar. No tienes por qué probarlo, pero es una posibilidad.