17 de agosto de 2017

Eres incomprensible

Deja de intentar comprenderte, o ser comprendido.
Eres incomprensible.
Celébralo.

Eres irrepetible, no hay un grupo de otros como tú. Disfruta ese privilegio.
Estás sólo en tu unicidad, y eso es bello, esa es la soledad del universo.

No renuncies a ti mismo por un nosotros. Un nosotros es hermoso cuando todos somos cada uno, cuando todos sumamos mientras nos diluimos.
Uno, sí, y a la vez muchos.
La soledad divina.
El uno múltiple.
La compañía sin dos.

No eres un incomprendido, eres incomprensible.
No te pases la vida buscando un porqué, una definición, un "así soy". Cuando crees saberlo ya eres otro. Disfruta la incertidumbre, el conocerte de nuevo cada día para volver a olvidarte. No eres dos veces el mismo, cuando pronuncias tus rasgos ya se han diluido.
¡Qué miedo!
¡Qué libertad!

Desata las cuerdas de tu cordura.
No trates de encajar, rompe los moldes a carcajadas.

No te pido que comprendas mi locura, pero si decides alzar la tuya podemos brindar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario