9 de enero de 2017

La perfección de lo imperfecto




La perfección no cabe dentro de eso que tú llamas perfección.

La imperfección es la perfección vestida de tiempo.
Parece a medio hacer lo que siempre está completo.
Parece que tienes que llegar a ser lo bonito que ya eres.
Lo que pareces, lo que quieres parecer, nunca será tan bonito como lo que eres.
Es al ver lo feo que pareces cuando reconoces tu belleza.

La perfección nunca se alcanza, la perfección vive escondida en la imperfección, para ser vista sólo por sí misma.

El imperfecto nunca alcanzará la perfección porque no la conoce, no la puede ver, la busca donde no está, pretende construirla.

La perfección siempre está aquí, nunca ha dejado de estarlo.
La perfección no está al fin del proceso, la perfección dibuja el proceso para verse a si misma.

Nunca llegarás a ser perfecto, porque ya lo eres.
Eres perfecto cuando no tratas de serlo.

La perfección no se alcanza.
Tú eres la perfección.


No hay comentarios:

Publicar un comentario