13 de diciembre de 2014

Apertura Atemporal


Me abro a lo desconocido.
Me abro a la incertidumbre, al descontrol.
Me abro a la amplitud, a la simplicidad.
Me abro a la ignorancia y la frescura de no saber quién soy, de sólo ser quién soy.
Me abro a la locura de no saber qué, ni cómo, ni cuándo, ni dónde.
Abierta de par en par a los tres tiempos que regresan a la eternidad.
Abierta a todo lo que sucede ahora, sin lamentos ni preocupaciones,
sin enviar instantes fuera de este instante.
Me abro al permiso incondicional, al amor sin barreras,
a ese gran SÍ que viene absorbiendo todos los noes.