24 de abril de 2018

Aviso importante a los usuarios de Ordenadores Personales


Estimado usuario,

Con la intención de abrirle la posibilidad a una mejor experiencia con su Ordenador Personal, a continuación le proporcionamos una serie de recursos básicos, de forma que usted tenga la capacidad de solventar las anomalías de funcionamiento que pueda detectar.

Por favor, siga cuidadosamente las instrucciones de acuerdo con el conflicto detectado:


  • Si tiene la memoria llena, es que tiene usted demasiados datos almacenados, de forma que no hay espacio disponible. Recuerde que el almacenamiento masivo de información entorpece el procesamiento a tiempo real de nuevos datos. Haga una limpieza y borre archivos innecesarios. (Por favor, no olvide vaciar la papelera de reciclaje.)  

  • Si su funcionamiento es más lento de lo habitual, también es probable que esté utilizando demasiados recursos a un mismo tiempo. Abra el administrador de tareas y cierre todo lo que no le sea útil ahora. Los programas abiertos en segundo plano consumen energía y capacidad de procesamiento innecesarias. 

  • Batería baja: La energía sólo se agota cuando hace uso de la batería. Recuerde que puede conectarse a la corriente de forma continua. 

  • Es recomendable hacer una actualización frecuente de las aplicaciones instaladas en su equipo, y eliminar a su vez las que ya no utiliza.

  • A veces, el mejor solucionador de problemas es el reinicio.

  • Por último, recuerde que pasar muchas horas frente a la pantalla puede afectar a su visión. De vez en cuando, desconecte.

Estos son nuestros consejos por el momento.
Si tiene alguna duda póngase en contacto con la Fuente Central.
Si su conexión no se lo permite puede recurrir al Centro de Atención al Usuario de Ordenadores Personales. Pero recuerde ser original con su consulta, de lo contrario confórmese con leer el apartado de Preguntas Frecuentes.

Gracias por su codiciada atención. Devuélvala ahora a usted mismo y procure aprender a gestionar su ordenador, ya que los técnicos tienen demasiada formación como para poder atender a los presentes desafíos. Además, como bien sabe, la nueva tecnología que estamos implementando requiere que usted asuma la responsabilidad total de su experiencia de usuario, y es usted conocedor de los riesgos a los que se expone al delegarla en otros.

Disculpe las molestias. (Ojalá que las pueda disfrutar.)


Atentamente,

El equipo técnico provisional.








Leer más...

17 de enero de 2018

La oportunidad perfecta


Sigue a la vida, no esperes que ella te siga.

Si la vida dice "vamos", no te retrases, camina. Si la vida dice "quieto", no te arranques de listo, espera. Todo tiene su momento, aunque a ti te parezca que es precipitado, aunque a ti te parezca que ya se retrasa.

Todo te va siendo dado. Si no te llega es que todavía es pronto, o que eso no es para ti. No vayas a pedir lo que no tienes, porque es muy probable que te pierdas algo mucho mejor. A veces perderse algo es simplemente no darse cuenta de que lo tienes. No enfoques la vida como una presentación de oportunidades que siempre puedes perder, es al verlo así cuando las pierdes. El tren que pasa no era el tuyo, vendrá otro que no esperabas. Descansa en esa confianza, o cuando llegue ese tren no lo verás. Aunque si no lo ves es que tampoco era ese, no volvamos a caer en lo mismo.

La oportunidad perfecta es la que coges. Si no las has cogido no has perdido nada. Si te has precipitado, si eso te parece, es que así debía ser. A veces hay que vivir esos tironeos, pero recuerda, la oportunidad perfecta es la que coges, el tren mejor es en el que vas subido. Respira y disfruta del viaje. Cuando llegues a tu parada lo sabrás. Tu parada es allí donde paras. Cuando has parado, ya no importa por qué lo has hecho o en qué otros lugares podrías haber parado. Estás ahí donde estás. Sumerge tus dudas en ese descanso y te será fácil reconocer que tu intervención no es necesaria, que no puedes equivocarte, que no hay error, sólo la experiencia resultante de creer que sí lo hay. Siempre estás aquí, sin variables. No te distraigas.

Esto que tienes es lo que has sabido darte, lo que has sabido aceptar de las manos llenas de la vida. Si te parece poco, asume los límites que te has puesto.

"La avaricia rompe el saco", pero no te confundas, estar dispuesto a recibirlo todo no es avaricia. La avaricia es un estado de contracción en el que sufres por no poder tener aquello que tú mismo te niegas. Es una forma de miedo. Es una contradicción, una lucha interna contra tus propios límites, contra tu propia escasez. Por eso también se dice que "no es más rico el que más tiene", porque puedes tener muchas cosas y seguirte negando a disfrutarlas, o a ver que ya las tienes, o a recibir las que de verdad disfrutarías más.

Pero no lo olvides, lo mejor que podrías tener es lo que tienes. Puede que en algún sentido te parezca que has perdido una gran oportunidad, pero la vida no hace recortes. Tienes abundancia de lo que tú has pedido, de lo que tú realmente crees merecer. Así que deja de soñar con lo que te parece que te gustaría tener y asume lo que tienes, porque ahí está tu regalo. Si no ves la abundancia, da un giro a tu visión, lo que no te es entregado de una forma te es entregado de otra. Si no has recibido la abundancia en la forma que tú esperabas, eso no significa que no la tengas.

A veces la riqueza consiste en ver nuestra propia pobreza y asumirla como nuestra propia elección. Sólo si ves lo poco que te das puedes elegir darte más. Esto abre la vista a todas las oportunidades, a las que antes estaban fuera de nuestro rango.

La vida no tiene límites. La escasez es la negación a reconocer que tú eres absolutamente responsable de tu experiencia. Es la resistencia a asumir que tú eres la fuente, que tú eres la vida, que nadie te niega nada, sólo tú puedes hacerlo.

No hay tipos de abundancia, ni grados. Sólo existe la abundancia. Tú eliges de qué.

Si dudas, descansa.
La vida se mueve con certeza.
Si tu guía es el miedo, por ahí no es.

La oportunidad perfecta es la que tú no eliges, es la que te elige a ti.



Leer más...

12 de enero de 2018

Déjate respirar


No te resguardes de la fiera libertad de la vida. 

Tú eres eso. 

Sonríes plenamente, fluyes plenamente, entonces arde también plenamente, estáncate plenamente, contráete plenamente. 

Si te sientes atrapado es porque intentas escapar. Si no puedes ir hacia fuera es porque la salida está dentro, o porque no hay necesidad de salir. 
Si las paredes son gruesas, si la cáscara es demasiado dura, abandona esa intención por el momento, cambia tu enfoque, descansa, implosiona. 
Totalmente entregado a lo que ahora ocurre. 

Nada te limita, excepto tu idea de que sabes cómo debería ser. 

No te compliques tanto. 

Cuando toca avanzar, el camino está libre. 
Cuando no hay caminos, siéntate a descansar. 

No tomes como amenazas los regalos que recibes. 

Siempre hay una oportunidad para vivir abierto a lo que ocurre. 
Siempre hay una oportunidad para ver que nada está en contra, que todo respira a la vez. 

Déjate respirar.




Leer más...

6 de enero de 2018

La noche que soy


Bendita seas, noche,
porque nadie te habita.
Vientre del día
virgen encinta
vacío que destila plenitud.
Olvido,
recuerdo genuino,
dentro de ti
soy menos esa,
soy más tú,
soy más Yo.
Lienzo negro
de todos los colores
de ninguno,
para dibujar de nuevo
como si nunca hubiese pintado
Dios
el mundo,
como si todos los amaneceres
estuviesen por evocar.
Noche infinita,
guíñame los dos ojos 
cuando llegue el día,
disuélveme en tu abismo,
vuélveme ventana abierta
de par en par
a ninguna parte.



Leer más...

26 de diciembre de 2017

¿Somos el 99'9999 % de espacio vacío?

Dice la física cuántica que el átomo es 99'9999 % espacio vacío. 




Y dice Graciela Bárbulo ( @holistigra ) que nosotros somos eso.





Y yo me pregunto... ( atención, artillería de preguntas preparada ⚠⚠⚠, tome aire )

¿Somos el 99'9999 %? ¿Por qué no el 100 %? ¿Nos falta un trozo? ¿Qué es ese otro 0,0001 %? ¿Eso no lo somos? ¿No es vacío también? ¿Dónde está la división? ¿Hay algo que no sea vacío? ¿Puede el vacío convertirse en algo que no sea vacío? ¿O existe la división vacío - no vacío como principios esenciales? Entonces tiene que haber algo más grande que los contiene, un "vacío mayor" en el que se vuelvan uno... ¿no?

¿Dónde está acaso la división que establece ese 99'9999 %? ¿En qué lugar colocamos ese 1 después de tanto 0?

0.1 ?
0.0001 ?
0.000000000001 ?
0.00000000000000000001 ?

¿No es acaso lo mismo? ¿Dónde está la diferencia?
Aparentemente difiere en cantidades, cuanto más a la derecha pongamos el 1 más pequeña es la cantidad. Pero, ¿es esto así? El decimal 99'9999 es infinito, donde pongamos el límite será aleatorio. Podemos pasarnos la vida escribiendo nueves sin llegar nunca a un final. Entonces, ese 99'9999 % es la totalidad en sí, no hay división.

99'9999 % es una forma en la que el 1 se expresa. Es una cualidad, no una cantidad.

Al expresar que somos el 99'9999 % algo estamos dejando fuera. Ese 0,0001 %, ese 0,1 %, esa décima, esa milésima, esa millonésima, la estamos apartando, estamos diciendo que no somos eso.

Esto no está nada mal para una mente acostumbrada a concebirse como el 0'0001 %, una parte insignificante dentro de un gran todo. Pero escondida en ese 99,9999 % existe la misma arrogancia que oculta ese 0'0001 %. Tan arrogante es decir que yo soy casi todo como decir que soy casi nada, la división es la misma.

Por eso en las enseñanzas con mensajes del estilo "matar al ego", "desidentificarse de la forma" , "convertirse en el observador " existe todavía cierta tensión, aún existe división, la misma división. El "ego espiritual" que se identifica con el 99'9999 % en lugar de con el 0'0001 % es mucho más amplio, sí, mucho más inclusivo, sí, pero en el fondo es lo mismo, es la otra cara de la moneda, el reverso de una misma cualidad. El 0'0001 % no es nada sin el 99'9999 %, pero es que el 99'9999 % tampoco existe sin el 0'0001 %. Ese observador espiritual que dice "yo no soy la forma" , "yo no soy el ego" "yo no soy el mundo", ¿quién es acaso? ¿no nace justamente del rechazo, de la oposición a eso que dice no ser?

Todo en la dualidad se define por su opuesto. Este que dice que no es la materia, la necesita para definirse como diferente a ella.

Si asumimos que representamos la totalidad con el 100 %, entonces lo que somos ha de ser el 100 %.


100 % = 1 = 0


El que no tiene opuesto.


Si queremos mirarlo de otra forma, el 99'9999 % es lo mismo que el 0'0001 %. Es lo mismo que 50 % y 50 %, es una división.

Por supuesto, como decíamos, representan cualidades diferentes. No es lo mismo sentirse un "ego persona", separado el mundo, que sentirse un "ego espíritu", que lo incluye todo menos la persona. Claro que la experiencia es mucho más expansiva en el caso de la identificación con el 99'9999 %, pero sigue habiendo una contracción. Ahí es donde se encuentran, ahí es donde son iguales, diferentes formas de vivir una separación, de vivir la dualidad.

El 99'9999 % es una cualidad diferente al 0'0001 %, y ambas son diferentes al 0'5 %, al 99'5555 %, al 50'77 %, al 80 %, al 31 %... Pero todas son formas de expresión de la dualidad. Cuanto más alto es el porcentaje, más inclusivo, pero si no es el 100 %, si no es 1, es un aspecto separado, no se puede decir que sea lo que somos, sino una cualidad a través de la cual nos estamos expresando. 


Sólo hay una tarta. No importa cómo la repartas.


No está mal decir "somos el 99'9999 %", como no está mal decir, somos el 0'0001 %, son simplemente posiciones, enfoques, lugares desde los que contemplamos en un momento u otro, posturas desde las que participamos en este juego.


Todo lo que pueda decir que soy, no soy.
Todo lo que pueda decir que no soy, eso también lo soy.


Ese 0'0001 % es justamente el punto en el que nos agarramos a aquello que creemos ser. Ese pequeño resquicio en el que digo "eso sí que no, yo no puedo ser eso". Ahí está la puerta, si es que hay tal cosa. Ahí está la salida de la conciencia separada, la conciencia envasada, el sujeto que aún se separa del objeto que percibe.

Da vértigo, ¿verdad?



Cabe aclarar, aunque por otro lado me parece innecesario, que este post no es una crítica, y no es una corrección a Graciela, que además su afirmación tiene el aval de la física cuántica. 😉  Al fin y al cabo poco importa si a la totalidad le llamamos vacío, o si el vacío es una parte de la totalidad. Simplemente jugamos con las palabras, y a veces podemos decir una frase y su contraria al momento siguiente, son formas de vernos, no necesitamos aferrarnos a ellas. En realidad, para lo que somos no hay nombre (ni cantidad).

 He utilizado el tweet de Graciela, con su permiso, como reflejo de la mente de todos, de la misma forma que me utilizo a mí, como Marta, al escribir esto. Así que aquí tenemos lo que ha entendido Marta, lo que se ha montado en su mente a raíz de una frase de Graciela. Y esto tampoco quiere decir que aquí esté la verdad. Ni siquiera estoy muy segura de que haya podido transmitir adecuadamente lo que me ha inspirado la frase, pero para ser sincera tampoco me he preocupado mucho de ello... No he pretendido ser totalmente coherente, ni siquiera matemáticamente correcta. A veces hay que permitirse jugar, no tanto tratar de explicar perfectamente algo que al fin y al cabo es incomprensible, sino dar pinceladas, lanzar una idea que otros, inesperadamente, puedan coger al vuelo y montarse sus propias películas, como yo acabo de montarme la mía. 😂

¿Cómo lo ves tú? ¿Cómo juegan ese 99'9999 % y ese 0'0001 % en tu mente? ¿Te inspiran algo diferente? Si es así y te apetece compartirlo, a mí me encantará leerlo.

Leer más...

17 de agosto de 2017

Eres incomprensible

Deja de intentar comprenderte, o ser comprendido.
Eres incomprensible.
Celébralo.

Eres irrepetible, no hay un grupo de otros como tú. Disfruta ese privilegio.
Estás sólo en tu unicidad, y eso es bello, esa es la soledad del universo.

No renuncies a ti mismo por un nosotros. Un nosotros es hermoso cuando todos somos cada uno, cuando todos sumamos mientras nos diluimos.
Uno, sí, y a la vez muchos.
La soledad divina.
El uno múltiple.
La compañía sin dos.

No eres un incomprendido, eres incomprensible.
No te pases la vida buscando un porqué, una definición, un "así soy". Cuando crees saberlo ya eres otro. Disfruta la incertidumbre, el conocerte de nuevo cada día para volver a olvidarte. No eres dos veces el mismo, cuando pronuncias tus rasgos ya se han diluido.
¡Qué miedo!
¡Qué libertad!

Desata las cuerdas de tu cordura.
No trates de encajar, rompe los moldes a carcajadas.

No te pido que comprendas mi locura, pero si decides alzar la tuya podemos brindar.




Leer más...